sábado, 24 de diciembre de 2011

viernes, 23 de diciembre de 2011

Vuelta al pasado

La otra noche volví 20 años atrás en el tiempo. Volví a disfrutar de un concierto en un bar, de unos desconocidos, que tocan versiones de sus artistas favoritos. Y me acordé de mí de cuando iba todas las semanas a conciertos parecidos. Y sobre todo me acordé de cuando nosotros éramos los que tocábamos. Bueno, esos de “nosotros” tengo que matizarlo. Como siempre he sido un manta tocando la guitarra yo nunca llegué a subirme al escenario. ¡Pero sin la furgona de mi padre mis colegas tampoco podrían ir a tocar!. Llegar al garito, montar los chismes, los cables por todos los lados, las pruebas de sonido, las afinaciones interminables. Todo igual (salvo el jumerío ambiental).

En esta ocasión eran un grupo llamado Backing Time. El nombre lo dice todo. Versiones de Clapton, John Mayall, Eagles, JJ Cale, Led Zeppelin…No los había escuchado nunca pero tocan de puta madre. Formación clásica: voz y guitarra rítmica, guitarra solista, bajo y batería. Dos de ellos primos de mi amigo Enrique, una chica al bajo y en la batería Roque, un viejo conocido de innumerables formaciones. Vayan a verlos si pasan cerca de su casa. Pasarán un buen rato.




martes, 22 de noviembre de 2011

Pat Metheny Trio, Sevilla 19/11/2011

Grandes Intérpretes
Teatro de la Maestranza

Pat Metheny: Guitarras
Larry Grandier: Contrabajo
Bill Stewart: Batería

Me dio mucha alegría cuando vi anunciado a Pat Metheny dentro del programa de “Grandes Intérpretes” de este año en el Maestranza. Un recinto de lujo para un músico de lujo. Formato trío, se anuncia. Pues estupendo. Como si viene sólo, a dúo , a cuarteto o con su Group. No faltaría por nada del mundo. En esta ocasión me voy a explayar tema por tema, porque de todos me apetece contar algo.

Unrequited (Metheny Mehldau, 2006)
Comienza el concierto, como suele ser habitual en Metheny, de forma intimista con una composición de su disco con Brad Mehldau. Acompañado sólo por Grenadier al contrabajo, comienzan ambos a calentar motores. Una reciente gira precisamente en formato dúo les ha convertido en uña y carne. El entendimiento entre ambos es total.

Bright Size Life (Bright Size Life, 1975)
La primera canción de su primer disco. El público la reconoce y aplaude. ¿Por qué no ha salido ya Bill Stewart?. Pues no, parece que a Metheny le gusta tocarla ahora sólo con Grenadier. Hombre, le da un puntito nuevo a la canción, pero es un tema para trío. Sin duda.

Change of Heart (Question and Answer, 1989)
Primera visita a uno de sus mejores discos como trío. ¿Por qué sigue sin salir Bill Stewart?. No sé, supongo que por lo mismo que la anterior. La Ibanez PM100 de Metheny suena de escándalo, pero hace reverberar la batería y resulta a veces molesto. Un tema precioso, por cierto.

Soul Cowboy (Trio 99->00, 2000)
Por fin aparece Stewart en escena y arrancan con una de las más conocidas composiciones de su colaboración de allá por el año 2000. Esto es otra cosa, y lo que básicamente hemos venido a ver. La integración entre los tres músicos es total. Metheny está disfrutando. Sólo hay que ver como menea esa melena de pelo frito cuando Stewart hace sus “intersolos”. Esto empieza a animarse y bien.

James (Offramp, 1981)
Un tema con mucho “potencial comercial”. La gente también lo reconoce y lo aplaude. Al principio Metheny ¿falla? en algunos acordes pero tienen recursos de sobra para que pasen por alto. El tema, original del Pat Metheny Group, adquiere en formato trío otra dimensión que diría que supera a la original. Un poco a la inversa de lo que hablábamos con Bright Size Life.

Always and Forever (Secret Story, 1992)
Una composición del disco que me hizo descubrir a Pat Metheny. A mi, y apuesto que a muchos de los que abarrotaban anoche el Teatro de la Maestranza, ya que fue en la gira de presentación de aquel disco, una de sus más laureadas, que lo trajo a Sevilla (aunque no por primera vez). Aquel concierto me lo perdí. Por tonto. Pero desde entonces he procurado no perdérmelo más, siempre que se haya puesto a tiro.

Question and Answer (Question and Answer, 1989)
Aquí, señoras y señores, tocamos techo. El tema que originariamente grabara Pat Metheny junto a Roy Haynes y Dave Holland, es llevado a unos límites insospechados de la mano de Grenadier y Stewart. Empieza de forma suave, con la Ibanez, aunque mascando la tensión y la fuerza en la que va a desembocar todo aquello. La batería de Stewart suena contundente, pero contenida. Tras unos inspirados solos tanto de Grenadier como de Stewart, Metheny se cuelga su Roland GR300 y empieza a sacar esos sonidos estratosféricos que llevan la composición a terrenos inexplorados. Un auténtico tour de force de 15 minutos del que se pueden hacer un idea escuchando la versión de Trio->Live (2000), pero que en vivo y en directo estremece.

Find Me In Your Dreams (Metheny Mehldau, 2006)
Tras la tempestad, la calma. Aprovecha Metheny para dirigir un discurso al público donde, además de repasar las composiciones de la noche, aprovecha para hacer un poco la rosca a la gente, con eso de que está encantado de venir al sur, de que ésta es la cuna de la guitarra, etc. Habla de su colaboración con Enrique Morente y que escribió una canción a la que Morente puso letra y que su hija Estrella está a punto de publicar en su nuevo disco. Y esta composición no es ni más ni menos que Find Me in Your Dreams, que también grabara junto a Mehldau, pero con una introducción aflamencada. Preciosa, por cierto. Pat toca la guitarra española, Bill acompaña con escobillas y Larry pellizca suavemente las cuerdas de su contrabajo.

Farmer's Trust (Travels, 1983)
Sigue Metheny con la guitarra española para interpretar ahora esta composición del Pat Metheny Group. Grande Grenadier llevando la melodía en el primer tercio de la interpretación.

The Sound of Water (Metheny Mehldau Quartet, 2007)
La fiel Carolyn Chrzan hace entrega a Metheny de la Pikasso. Una caja, dos mástiles, 42 cuerdas. Es el caramelito que nunca falta. La audiencia ovaciona al artista antes de que se enfrente a semejante instrumento. Él solito consigue sacar adelante una composición donde se escuchan bajos, arpegios, rasgueos, percusiones.

Spirit of the Air (Orchestrion, 2010)
Comienzan los fuegos artificiales. Metheny se queda sólo en el escenario. Comienza a puntear su Gibson, graba loops, unos asistentes retiran unas cortinas que descubren media docena de cachivaches que…tocan sólos. Se trata de botellas de cristal de distintos tamaños y semillenas de líquido, un acordeón, un xilófono, platillos…unas lucecitas señalan qué está sonando en cada instante. Metheny lo controla todo con las notas de su guitarra y un montón de pedales. Es una nueva definición del "Hombre Orquesta". Grenadier y Stewart se unen pasados unos minutos y todos, hombres y maquinas, demuestran estar en perfecta armonía. Una pasada.

The Good Life (Song X, 1986)
Tras una gran ovación, regresa el trío para un único bis. La elegida es una composición de Ornette Coleman, de aires latinos. Hubiese preferido otra, la verdad. No sé, quizás Metheny pensó que era la más apropiada para la audiencia.

Saludan y se van. Hay aplausos para que vuelvan a salir, pero se encienden las luces. Esto significa que se acabó lo que se daba.

Es la cuarta vez que veo actuar a Metheny y nunca me ha decepcionado. Considero que es el más grande músico de jazz del momento y que ya ha hecho méritos propios para convertirse en un clásico y colocar varias de sus composiciones como standards. Espero volver a verlo muchas veces más.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Joshua Redman - Brad Mehldau Duo, Sevilla 11/11/2011

Jazz en Noviembre
Teatro Central

Joshua Redman: Saxos tenor y soprano
Brad Mehldau: Piano

piticlín-piticlín, piticlín-piticlín

Brad Mehldau: ¿Allo?
Joshua Redman: Hola Brad, soy Joshua. ¿Cómo estás?.
BM: Pues nada, aquí preparando el Art Of The Trio Box Set, que lo voy a sacar en navidades pa que la gente tenga un bonito regalo de reyes. Seis CDs.
JR: Joder Brad, ¡cómo te pasas!. ¡Eso costará una pasta! .
BM: Psch .
JR: Bueno, que te iba a proponer salir de gira. ¿Qué me dices? .
BM: ¡Ah!...¡Po fale!...¡Llamo al Larry y al Jordi! .
JR: Quita, quita…estaba pensando en tú y yo solos. Así somos menos a repartir.
BM: Pero…a ver si vamos a aburrir hasta a las ostras.
JR: ¡Venga coño!, si somos unos fieras y sonamos de puta madre. Seguro que sale bien.
BM: ¿Y tocaremos alguna de Nirvana? .
JR: Venga…
BM: ¿Y de Jeff Buckley? .
JR: Vaaale…
BM: ¿Y de Radiohead?
JR: Joder Brad….¡Ya veremos! .

Unos meses después, en Sevilla

BM: ¿Bueno qué?...¿salimos ya?.
JR: ¡Perooo!...¿es que no piensas quitarte esa camiseta de AC/DC descoloría y esos pantalones de pijama?.
BM: Mmmm, bueno, me pongo encima la chaqueta granate y ya está.
JR: Oye, la gente de las primeras filas, ¿no están muy cerquitas? .
BM: Si es que está el teatro hasta la bola. Han tenido que poner sillitas supletorias.

plas plas plas plas plas plas plas plas

JR: Venga…empezamos con la tuya, pillo el soprano.
...
BM: Ha salido bien.
JR: Ya te digo, mientras hacías tu solo, he estado oteando la grada. Y todos parecen pasarlo bien.
BM: Ahora la tuya, ¿no?.
JR: Ok, cojo el tenor.

plas plas plas plas plas plas plas plas

JR: A ver cómo de oxidao tengo mi español. ¡Voy a decirle unas palabritas a la gente!. ¿Qué?...¿te animas?.
BM: Paso.
JR: ¿Qué tocamos ahora?.
BM: Mmm, no sé empieza tú y yo te sigo.
JR: Pero hazme un favor Brad…¡quita esa cara de asco mientras tocas!...¡que perece que lleves un plato de mierda bajo la barbilla!.

JR: La hemos petao otra vez.
BM: Sí, pero dile al de las luces que baje un poco la que tengo justo encima, que me está agobiando.
JR: Joder Brad, qué pejiguera eres.

plas plas plas plas plas plas plas plas

BM: ¡Oye Josh!...¿vamos con la de Nirvana?.
JR: Ok, verás cómo le gusta a la peña.

BM: ¡Jo!..¡qué bien ha quedao mi parte!...¡he sacao auténticos truenos con mi mano izquierda!.
JR: Ya te digo, esta versión es cojonuda. Aunque no sé si a los de aquí les gustará más la de Pitingo.
BM: ¿Qué?...¿echamos otra de Nirvana con eso del 20 aniversario del Nevermind?.
JR: No te cueles, vamos ahora con un poquito de swing.

plas plas plas plas plas plas plas plas

JR: ¡Venga Brad!...¡levántate y saluda tú también!...¡que la peña está animada!.
BM: Paso.
JR: Joder tío….eres más malaje que el alcalde de Chicago.
BM: Venga…que ya vamos acabando.

plas plas plas plas plas plas plas plas

JR: Y para acabar, como empezamos, más soprano.
BM: Ha sido un placer. ¡Hasta luego Lucas!.


Nota: las fotos son prestadas y correspondientes a otros conciertos. En el Teatro Central si echas una foto te cortan las manos..

martes, 1 de noviembre de 2011

Desaparecer, Teatro Central 29/10/2011

Juan Echanove: Interpretación
Maika Makovski: Voz, Piano, Interpretación

No voy mucho al teatro y cuando lo he hecho nunca he escrito una reseña, pero esta vez haré una excepción. Y lo haré porque lo de la otra noche estaba a medio camino entre dramaturgia y concierto. Maika Makovski, la que por ahí llaman la PJ Harvey española, ha compuesto diez canciones inspiradas en las obras de Poe, algunas de ellas con letras directamente adaptadas de los poemas (Nevermore, de El Cuervo), y las interpreta en directo con la desnudez de su voz y un piano de cola. La belleza y contundencia de alguna de las composiciones dan el contrapunto perfecto a un Echanove inmenso, que impacta con su interpretación y que nos hace estremecer sólo de pensar que de verdad tuviera un puñal en su mano escondido tras su espalda (El Gato Negro). Si todo esto lo acompañamos con un escenario diáfano y una persistente niebla que transforma a los intérpretes en espectros, el resultado a menudo es escalofriante. Algunas de las partes que más me gustaron fueron cuando, entre la niebla, con expresión de dolor y mirando al cielo, Echanove vocalizaba la letra de las canciones que interpretaba Makovski. El CD completo de mismo nombre que la obra es muy recomendable.
Una experiencia singular e interesante. Me gustó mucho.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mr. Big, Sevilla 27/09/2011

Sala Custom

Eric Martin: Voz
Paul Gilbert: Guitarra, Voz
Billy Sheehan: Bajo, Voz
Pat Torpey: Batería, Voz

Dice mi amigo Carrascus que no hay nada más coñazo que un guitarrista virtuoso. Sí que lo hay: un guitarrista y un bajista virtuoso. Anoche fue un exceso de malabarismos, trucos, guiños, tópicos y posturitas. Creo que no faltó nada: ahora toco la guitarra con un trompo, ahora con los dientes, ahora toco yo tu bajo mientras tú tocas mi guitarra, ahora toco yo la armónica mientras tú a mi espalda tocas mi bajo,…Y por supuesto ahora yo doy alaridos y vosotros público me replicáis (¡cuánto daño ha hecho Freddie Mercury!). Aunque lo mejor de todo, o mejor dicho lo peor, es cuando en el bis se intercambian todos los instrumentos para tocar “Smoke On The Water”. Chicos, de verdad, no era necesario. Los chavales de mi barrio no la hubieran tocado peor. En fin un show programado al milímetro y sin la más mínima naturalidad o improvisación, empezando por el repertorio, que se repite prácticamente sin cambio en toda la gira. Por lo menos Eric Martin se ha cortado ya esa melenita maricona

Pero qué cojones…habíamos venido a esto, ¿no?. Yo me lo pasé como un enano. Conocer las canciones, corearlas hasta desgañitarte, que el puño se te escape al cielo en un golpe de batería…así es como se disfruta un concierto. Hay que decir que el repertorio es casi perfecto. La alternancia de tralla, con baladitas, con los mejores temas del último disco y prácticamente pasando por todos sus hits hizo un show muy dinámico que para nada se me hizo pesado, a pesar de que pasó con creces las dos horas. Desde el inicio con la esperada “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”, una fantástica “Take Over”, de las que mejor sonaron, la supercoreada “Colorado Bulldog”. La que me sonó muy floja fue “To Be With You”, aunque literalmente vi a alguna chica derretirse con la canción. En total 22 temas, mas las dos exhibiciones solistas de Gilbert y Sheehan.

Es mi primer concierto en la Sala Custom, antigua Sala Q. El sonido es igual de malo que siempre, no parece que hayan hecho nada por remediarlo. ¿Qué se les pasará por la cabeza a los chicos de Mr. Big tocando en una sala como esta?. No es por desmerecer la sala, ni mucho menos, pero estos tipos arrasan en el Budokan de Tokio, donde son considerados semidioses. Ayer se les veía apretaditos en el escenario de la Custom. De hecho Sheehan, en uno de sus arrebatos, llegó a pegarle un pequeño mamporro con el bajo a Eric Martín.
Subo unas fotos de lo más pencas echadas con el cutremóvil, a la espera de que mi compi me pase las buenas.

Setlist:
Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)
Alive And Kickin´
Green-Tinted Sixties Mind
Undertow
American Beauty
Take Cover
Just Take My Heart
Once Upon A Time
For You / Hoedown
A Little Too Loose
Road To Ruin
Temperamental
Guitar Solo
Still Ain´t Enough For Me
Price You Gotta Pay
Take A Walk
Around The World
As Far As I Can See
Bass Solo
Addicted To That Rush
---
To Be With You
Colorado Bulldog
Smoke On The Water
Shy Boy



viernes, 23 de septiembre de 2011

Mario, tres años después

Pues sí, tres añitos ya. Y para celebrarlo os va a contar su cuento favorito (with a little help from my friends, claro).

Saludos.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Dena DeRose, Sevilla 15/09/2011

48 Noches. Cultura abierta en la UNIA
Jardines del Monasterio de La Cartuja

Dena DeRose:
Piano, Voz
Gabriel Amargant: Saxo tenor
Horacio Fumero: Contrabajo
Joan Terol: Batería

No conocía de nada a Dena DeRose. Tan sólo me interesé por ella cuando la vi anunciada en el programa de este año del ciclo de Jazz de la UNIA pero me agradó mucho su voz y su música, así que sin mayores pretensiones me acerqué a verla actuar en los Jardines del Monasterio de La Cartuja. “Precioso lugar…buen tiempo…magnífico piano”…totalmente de acuerdo contigo Dena, pero yo además añado: “…gratis”. En fin, que entre quedarme en casa viendo el Hormiguero (y sólo porque mis hermanas están hoy entre el púbico) y asistir al concierto, pues elegí lo segundo y, aunque fui sólo, pasé un rato muy agradable.
El “spanish trio” de DeRose lo forman tres músicos ocasionales, algunos de los cuales acaba de conocer, como confiesa la propia Dena. Y es verdad que al principio sonaban poco cohesionados, pero rápidamente se cogieron el pulso unos a otros y...aquí no ha pasado nada. Sobre todo el magnífico Gabriel Amargant, que pareciera que lleva tocando con ella toda la vida. Si no me equivoco, estos mismos músicos la acompañan en las siguientes dos citas en el Jamboree de Barcelona.
Dena DeRose es una estupenda pianista y mejor cantante. No faltaron demostraciones de su dominio vocal y algún que otro exceso con el piano. Mucho swing, algo de blues, versiones…Me gustó mucho “Speak Low”, donde todo el grupo sonó estupendamente, y especialmente bella fue la interpretación de “Green And Blue”, adaptación con letras del “Green In Blue” de Miles Davis/Bill Evans. También me resultó muy interesante la muy personal versión que hizo del “Imagine” de Lennon. No le costó meterse al público en el bolsillo, sin necesidad de malos trucos como decir lo maravillosos que sois o "venga, vamos a tocar las palmitas". Con el obligado bis, creo que en general dejó a la gente con ganas de más, aunque no fué poco lo que nos despachó anoche.
La propia Dena me ha completado el setlist que os muestro. Gracias de nuevo, por si lees esta entrada.

Setlist:
Nice and easy
I'm glad there is you
How deep is the ocean
Speak low
Am sonnenham
Detour ahead
Blue and green
Don't be on the outside
Imagine
---
Get out of town

domingo, 11 de septiembre de 2011

For the Love of Vinyl


Este libro es una gozada. Desde el primer momento en que lo tienes entre tus manos sabes que es algo especial. Las tapas reproducen los surcos de un vinilo y sientes en las yemas de tus dedos el relieve. El tamaño de 32x24 cm te adelanta que vas a poder observar las ilustraciones de las portadas de los discos casi con el mismo esplendor que tuvieron en los LPs originales y que perdimos miserablemente con la llegada del CD. La ilustración de la portada, original del “Vinyl Futures” de Riff Raff, te pone en situación; vamos a devorar portadas de discos que han hecho historia, todo lo que aconteció alrededor de la gestación y ejecución de las mismas, y contado en primera persona por sus creadores: Storm Thorgerson y Aubrey Powell. Hipgnosis.

Abres es libro y sigue “oliendo” a vinilo por todas partes. El contenido está repartido entre una Cara A y una Cara B donde se reparten 53 portadas de discos, además de una introducción de los propios autores, un comentario contextual del diseñador gráfico Adrian Shaughnessy y un interludio de pequeños ensayos de músicos, artistas y amigos que desgranan otras 6 portadas más. El por qué están estas portadas y no otras es algo que no revela el libro. Simplemente son aquellas de las que les ha apetecido hablar a los autores e invitados y que son sólo una pequeña muestra de su catálogo, que supera las 250 obras, sólo en portadas de discos.

Me he divertido mucho con el libro. No sólo me he enterado de qué hay detrás de la génesis de todas esas portadas que tantas veces he admirado, sino que además he descubierto detalles de la ilustración que desconocía, me han contado la técnica con la que la realizaron, he encontrado el sentido y razón de ser de esa ilustración en relación al nombre del disco o el contenido. De hecho, al poco de avanzar en la lectura, decidí plantearme un juego que consistía en preguntarme el por qué esa portada antes de leer los comentarios de los autores, a ver si coincidía con ellos. A menudo este juego no era factible porque no conocía el disco en cuestión (y otras veces porque no hay por dónde cogerlo) pero a veces sí que me he acercado. Pero sobre todo me he reído con las anécdotas, como saber quiénes inflaron los globos del “Elegy” de The Nice, o como casi dejan sordo a Peter Frampton arrojándole cubos de agua para la portada de “Somethin’s Happening” o la bizarra historia alrededor de la cabina telefónica llena de agua para la portada del “Deadlines” de Strawbs. Pero hay muchísimo más y no me voy a dedicar aquí a destripar el contenido.

En definitiva un libro muy atractivo para todos aquellos que gusten del diseño gráfico en general y de las portadas de discos en particular. Y sobre todo con la garantía de estar contado directamente por los autores. Sólo una pega. Está en inglés.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Tito Alcedo, Sevilla 02/08/2011

Noches en los Jardines del Real Alcázar 2011

Un año más he podido acudir a una nueva edición de las Noches en los Jardines del Real Alcázar de Sevilla donde, en un entorno maravilloso, podemos disfrutar de conciertos de todo tipo. Una de las propuestas más interesantes para las calurosas noches de verano. Enhorabuena a los organizadores por seguir presentando esta oferta año tras año.
Anoche me acerqué a ver a Tito Alcedo, que presentaba su última obra Janda (2010), inspirado y dedicado a la comarca del mismo nombre, que lo vio nacer y donde se encuentran algunas de las mejores playas de la costa andaluza. El disco es una delicia. Sin embargo el programa no se basó exclusivamente en los temas del disco, aunque interpretó varios de ellos. Quiso Tito Alcedo presentar un programa más popular y disfrutable por todos, aunque no conocieran el disco, y así incluyó standards de Keith Jarret, Steve Swallow y Bill Evans, temas tradicionales populares como El Toro y la Luna, Ojos Verdes, y para rematar una versión del Bohemian Rhapsody de Queen.
Comenzó el barbateño un poco espesito. Se le veía claramente incómodo en la ejecución del primer tema del concierto, y así tuvo que reconocerlo cuando acabó la éste: “lo siento pero no he conseguido templar mi mano derecha”. Ya a partir del segundo la cosa fue claramente mejorando y pudimos ver a todo un maestro con la guitarra española llenando de sonoridad, entre acordes, arpegios y punteos, interpretaciones de temas a menudo concebidos para otros instrumentos, entre los que ni siquiera se encuentra la guitarra. Lo digo por ejemplo por Memories of Tomorrow y Waltz for Debby, en los que tras escuchar la interpretación de Alcedo, nadie diría que son composiciones para piano. Un recurso extensivo durante todo el concierto fue grabarse a sí mismo en la ejecución de la melodía y variaciones principales para a continuación reproducirla e improvisar sobre la pista recién grabada. Él mismo lo explicó, para que nadie pensara que había gato encerrado. No sé cómo de complejo será tocar con estos artificios pero el resultado es magnífico (esto mismo se lo vi hacer a Manuel Imán en este mismo sitio hace un par de años). El caramelito final fue una magnífica adaptación del Bohemian Rhapsody. Hay que reconocer que se lo ha tenido que currar tela para, él sólo, interpretar a pelo en una guitarra española todas las partes de esta opereta: el piano, la letra, los coros, la parte eléctrica…Sudó la gota gorda y fue inevitable algún pifiazo. Para finalizar, y aunque tuvo que quitar un tema del set para no pasarse de la hora, interpretó de nuevo los primeros compases de Playa de la Yerbagüena, para resarcirse él y nosotros del mal sabor de boca inicial.

Repertorio:
Playa de la Yerbagüena
Mandanga y Cacaruca
El toro y la Luna
Memories of Tomorrow
Falling Grace
Janda
Ojos Verdes
Waltz for Debby
Bohemian Rhapsody
Playa de la Yerbagüena

domingo, 17 de julio de 2011

ZZ Top, Córdoba 16/07/2011

31 Festival de la Guitarra de Córdoba
Teatro de la Axerquía

Billy Gibbons:
Guitarra, Voz
Dusty Hill: Bajo, Voz
Frank Beard: Batería

¿Harleys por el Puente de San Rafael?, ¿Jesus dirigiéndose a la Mezquita saltando el Guadalquivir?...Sí señores, sí. Aquella pequeña y (muy) vieja banda de Texas se ha paseado por el sur de España para dejarnos rock y blues del bueno en una calurosa noche de verano.
Muchas ganas tenía de verlos y, sinceramente, había perdido toda esperanza de pillarlos, y mucho menos tan cerca. Así que no me lo pensé dos veces cuando vi la noticia del evento. Algo así debieron pensar miles más pues el lleno fue total, aunque hubo entradas disponibles hasta pocos días antes.
Todo está milimetrado en el show que sirven los tres barbas. No hay lugar para la improvisación, y lo chistes, guiños, escenas, gestos, coreografías se repiten una y otra noche sin variación. Hombre, si sigues la gira y vas a varios conciertos pues debe resultar cansino, pero si sólo tienes ocasión de degustar un plato, resultan frescos, agradables y agradecidos. Y todos encantados. No se puede negar que los tipos tienen salero y así lo demuestran (salvo el impasible Frank Beard a las baquetas). “Hace calor esta noche…pero la música es caliente”, decía Gibbons al poco de iniciar el concierto. ¿No vas a tener calor…con esas barbas, la chaqueta, el poncho, las gafas de sol, el sombrero?. Tienes que estar cocido, pero el show es el show y hay que darles a la gente lo que esperan.
Pero entremos en faena. Descarga brutal para empezar con “Got Me Under Pressure”, el primero de los cinco temas del Eliminator (1983) que tocaron anoche. Sin sintetizadores aunque con algún que otro añadido, los temas suenan potentes, sin adulteraciones. No sé como sonaban los ZZ Top hace 30 años pero no creo que muy distintos a como sonaron ayer. Supongo que ahora todo es un poco como a cámara lenta, pero en lo musical, están en buena forma. Los dos temas del Degüello (1979), uno de mis favoritos, también me pegaron un subidón, que se alternaba con ciertos bajones, entre bluses lentos y baladas. Ni siquiera el homenaje a Hendrix con “Hey Joe”, me llenó demasiado, hasta prácticamente el final del show con el maratón eliminador. “Sharp Dressed Man” me hizo gritar hasta desgañitarme: “couse everygirl’s crazy about a sharp dressed man”. ¿Y la voz amariconada de “Legs”?...con las guitarras de borreguito. ¡Joé qué caló!. Se van y vuelven raudos para el bis ganador con “La Grange” y la mejor de las mejores, “Tush”…”no pido mucho, solo busco algún culete”. ¡Viejos verdes!. Qué bien canta Dusty Hill, por cierto.
Bueno, hasta aquí llego. El último concierto en España, y en Europa. ¿Volveremos a verlos por aquí?. No sé. Con sesentaypico tacos lo dudo bastante. Ojalá me equivoque.
Saludos a Antonio y Cía, Iván, Carrascus, Manoli, Lu, Koloke. Un placer como siempre compartir evento, cervezas y charla musical.

Setlist:
Got Me Under Pressure
Waitin' For The Bus
Jesus Just Left Chicago
Pincushion
I'm Bad, I'm Nationwide
Future Blues
Cheap Sunglasses
My Head’s In Mississippi
I Need You Tonight
Hey Joe
Brown Sugar
Party On The Patio
Just Got Paid
Gimme All Your Lovin'
Sharp Dressed Man
Legs
---
La Grange
Tush

domingo, 10 de julio de 2011

Michel Camilo “Mano a Mano” con Michael Bowie y Giovanni Hidalgo, Alhaurín de la Torre 08/07/2011

Portón del Jazz 2011
Auditorio Municipal Finca El portón

Llegado al recinto me entero de que me han pegado el cambiazo. El “Mano a Mano” no es con Charles Flores, como reza en la entrada, sino con Michael Bowie, además de Giovanni Hidalgo. Creo que salimos perdiendo con el cambio. Charles Flores es uña y carne con Michel Camilo (escúchese el magnífico doble Live at the Blue Note) y tenía ganas de verlos juntos. De todas formas el “Mano a Mano” es sin duda con Giovanni Hidalgo, dejando a Bowie en mera sección rítmica y con escasos y poco inspirados solos.
Es la premiere en España del último disco del trío, Mano a Mano (2011), tras pasar por Santo Domingo y Estambul, y así lo comunica Michel Camilo a la audiencia. Estas cosas le gustan a la gente. Y así va desgranado la mayoría de los temas del disco. Hay baladas, merengue, bachatas, standards. En todas tanto Michel Camilo como Giovanni Hidalgo hacen alarde de su técnica y espectacularidad. En Camilo ya lo había visto en otras ocasiones. El tío pone mucha pasión en lo que toca y la velocidad, los desmanes, los gestos…son todo un espectáculo. Pero lo de Giovanni es demasiado. Es impresionante como domina las congas, los timbales, los bongos, tocando con las palmas, con baquetas, con los dedos, con los codos, con la p…, a una velocidad endiablada. Y es que en general, lo de la otra noche fue un alarde de virtuosismo. Particularmente, me llenó más en ocasiones anteriores en la que vi a Camilo en solitario, o con Tomatito en el auténtico “Mano a Mano” (es que esto es insuperable). Y mira que tenía ganas de verlo en formato trío. Pero bueno, fue un gran concierto y una apuesta segura. El bis final con “On Fire”, fabuloso.
Para terminar, mi enhorabuena a los responsables del Portón del Jazz. El lugar es magnífico para sesiones de jazz al aire libre, con buena visibilidad y sonido desde todos los ángulos, y además precioso. Seguía desde hace algunos años la programación pero es la primera vez que he podido asistir. No será la última.

Setlist:
Yes
The Sidewinder
Then and Now
Mano a Mano
You and Me
Rice and Beans
Naima
¿?
¿?
---
On Fire

sábado, 9 de julio de 2011

Hasta siempre Negro

Esta mañana hemos enterrado a un amigo de la infancia. Su nombre, Antonio José, pero todos le llamábamos “EL Negro” o “El Palomino”. Un cáncer lo ha fulminado en menos de un mes. Lo conocí el día que Paco me llevó a su casa, a intercambiar juegos de ordenador. Cuando todo el mundo tenía un Amstrad o un Spectrum de casete, él tenía el de disquetera. Y es que él era así, siempre iba por delante y venía de vueltas de todo. Cuando yo ni siquiera tenía cuenta corriente en el banco él ya te hablaba de inversiones en bolsa. Era, lo que decimos por aquí, un personaje. Esta mañana Paco me ha recordado el día que hicimos una lista con “las cosas que le hemos prestado al Palomino” y que “aún nos debe el póster de Pink Floyd que le dejamos fiado". Todos tenemos un montón de anécdotas del Negro y no puedes más que partirte el pecho con sus cosas. A eso nos hemos agarrado esta mañana, para no desplomarnos ante la tragedia que nos rodeaba. Estas pérdidas no pueden olvidarse y te recordaremos siempre…bajando de tu casa, con el guardapolvos negro, mirándote los hombros, esperándote para ir al instituto. ¡Siempre bajabas tarde, mamón!

domingo, 12 de junio de 2011

Roberto González "Rockberto" DEP

Mi amigo Antonio de Málaga me acaba de anunciar por sms que ha muerto Roberto González “Rockberto”. En estos momentos deben estar enterrándolo e imagino que será despedido entre muchos amigos y admiradores. Hace ya un par de años que su salud empezó a resentirse y finalmente tras varias recuperaciones y recaídas su cuerpo ha hecho “crack” y nos ha abandonado. Si en Sevilla teníamos a Silvio, en Málaga tenían a Rockberto. Uno de esos personajes inigualables e irrepetibles que llevan conviviendo contigo toda la vida, que igual lo ves en un concierto que en el bar del barrio. Seguro que muchos alardean de conocerlo muy bien y tienen mil y una anécdotas de él y con él. Yo no lo conocía, pero me ha acompañado con sus discos y conciertos desde hace muchos años y me ha hecho pasar un montón de buenos ratos. La feria de Málaga y su Caseta de la Juventud será este año muy distinta.
Sigamos en las nubes.

domingo, 15 de mayo de 2011

Bill Evans Soulgrass Band, Sevilla 12/05/2011

14 Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla
Teatro Alameda

Bill Evans: Saxo Tenor, Saxo Soprano, Voz, Teclados
Ryan Cavanaugh: Banjo
Mitch Stein: Guitarra, Voz
Tony Grey: Bajo
Josh Dion: Batería, Voz

Hasta hace poco, el calendario jazzístico sevillano venía siendo:
- Ciclo Rising Stars, Fundación Cajasol, entre marzo y abril.
- Festival de Jazz de la Universidad de Sevilla, entre marzo y abril.
- Jazz viene del Sur, Teatro Central, en abril.
- Programa Cultural de la Universidad Internacional de Andalucía, en septiembre.
- Jazz en Noviembre, Teatro Central.
- Grandes Intérpretes, Teatro Maestranza, en noviembre.
Los de Cajasol ya se cargaron el Rising Stars hace un par de años, y esta temporada en el Central van a “fusionar” los dos ciclos de jazz habituales. Tiempos de crisis. Pero la verdad es que, sin tener en nuestra ciudad un Festival de Jazz de primer nivel como pueden ser los de Vitoria-Gastéiz o San Sebastián, la verdad es que no nos podemos quejar. Y encima con unas entradas a precios muy populares, cuando no gratuitos (salvo en el Maestranza, que son caros de cojones). Por ello felicito un año más a la Universidad de Sevilla por ser capaz de salir en los tiempos que corren con una nueva edición del Festival de Jazz y con el nivel de todos los años.

De nuevo, buscando conciliar la vida musical y la familiar, tengo que conformarme con uno de los tres actos programados, y me quedé con Bill Evans, un músico que conocía ampliamente como sideman de otros grandes y del que tenía poco material, pero que sabía que no me iba a decepcionar, por lo vídeos que había podido ojear con su banda Soulgrass. Tremendos.
Bill Evans tiene 53 años, pero los miembros de su banda deben rondar todos los 30. Siempre me ha encantado el sonido del banjo. Pues electrificado y en las manos de Ryan Cavanaugh es una experiencia bestial. Hacia la mitad del concierto comenzó a tomar protagonismo e incluso tuvo un momento dueto con Evans, con un clásico del bluegrass. Otra experiencia fuera de lo común fue el batería Josh Dion, una especie de pálido Buddy Miles con una voz acojonante y unos ritmos funk bestiales. Tiene su propia banda de rock. Ya lo anticipó Bill Evans cuando presentó a la banda, y la gente no sabía si creerlo, hasta que arrancó con una composición llamada “Time” y dejó a toda la audiencia alucinada. Si no recuerdo mal, este tema es coescrito por Evans y Dion y forma parte del nuevo trabajo de Evans aún no publicado. Sonaron varios temas también inéditos, entre piezas sobre todo de Soulgrass (2005) y The Other Side of Something (2007) como “Ode to the Working Man” que permitió demostrar que Bill Evans también canta, y no lo hace nada mal. Aquí la comunión con el público fue total, aunque ya estaba todo el mundo entregado desde el principio.

Tras el concierto (casi dos horas), y en el hall del teatro, Evans se prestó a firmar discos y saludar a la gente, mientras Cavanaugh hacía fotos con su móvil y Mith Stein se fumaba un cigarro en la calle.

lunes, 28 de marzo de 2011

Roger Waters, Madrid 25/03/2011

Palacio de los Deportes

Roger Waters: Voz, Bajo, Guitarra, Trompeta
Snowy White: Guitarra
Graham Broad: Batería, Percusión
John Carin: Teclados, Guitarra, Voz
Dave Kilminster: Guitarra
G.E. Smith: Guitarra, Bajo
Robbie Wycoff: Voz
Harry Waters: Órgano, Voz, Acordeón
Jon Joyce: Coros
Kipp Lennon: Coros
Mark Lennon: Coros
Pat Lennon: Coros

Hace 30 años que Pink Floyd llevó su ópera rock "The Wall" a los escenarios. Por cuestiones logísticas, era inviable trasladar el despliegue de una ciudad a otra por lo que el show sólo se representó en cuatro ciudades: Nueva York, Los Angeles, Londres y Dortmund. 30 años después, el principal protagonista de aquella magna obra sale de nuevo a la carretera dispuesto a levantar y tirar muros por medio mundo.
El concepto y desarrollo del espectáculo sigue intacto respecto a aquellas representaciones y sólo ha cambiado la banda y la tecnología. Respecto a lo primero, aparte del propio Roger Waters figura Snowy White, fiel músico de Waters que ya acompañó a Pink Floyd entonces como músico adicional. Y respecto a lo segundo, pues la diversidad de materiales y efectos de los que se dispone hoy día están a años luz de las posibilidades de hace 30 años y nos permite disfrutar de un espectáculo mayúsculo, hoy en Madrid y mañana en Barcelona.
A pesar de todo, tocar y representar “El Muro” en directo es una empresa complicadísima. En la parte musical es inevitable tirar continuamente de música pregrabada. No sólo las partes orquestadas y efectos sino la propia voz de Waters en temas como The Trial, donde hacía playback descaradamente. En lo visual, requiere no sólo levantar un muro de 10 m de altura a la vista de todos sino además proyectar sobre él todo tipo de imágenes que refuerzan la música, marionetas gigantes con protagonistas de la trama, fuegos artificiales...para finalmente tirarlo todo. Las animaciones proyectadas, tanto en el muro como en la gran pantalla circular, son las originales que creó Gerald Scarfe para la película aunque algunas de ellas han sido “remasterizadas” y completadas con efectos digitales. También las grandes marionetas y el cerdo volador han mejorado en estética, aunque siguen siendo tan feas y desagradables como las originales.
Junto al ya comentado Blancanieves, encontramos en la banda a veteranos de giras anteriores como Graham Broad y Dave Kilminster, algún antiguo acompañante de las últimas giras de Pink Floyd como John Carin, el gran G.E.Smith en guitarra y bajo (qué peaso de chorla tiene el colega) y un inmenso, inmensísimo Robbie Wycoff llevando todo el peso de la voz. Como dato curioso, el hippy barbudo y melenudo de los teclados, es Harry Waters, hijo de Roger.
La pasada noche volví a llorar en un concierto. Literalmente. Ya me ocurrió cuando hace unos años les vi tocar íntegramente el "Dark Side Of The Moon". Escuchar de nuevo estas canciones, en directo, y con ese muro por delante hizo que se me saltaran las lágrimas al menos en dos ocasiones: en What Shall We Do Now (nunca he entendido por qué está canción quedó fuera del álbum original) y en Hey You (y es que en ésta segunda, con todo el muro completado y la banda tocando tras él, ocultos de la vista, la experiencia fue muy emocionante, además de tremendamente inusual). No es que sean las mejores canciones del show, pero me emocionaron especialmente. También emocionante fue cuando Dave Kilminster arranca el solo de guitarra de Comfortably Numb desde lo más alto del muro. Decía David Gilmour que en los conciertos de “The Wall”, aquel esa su momento. Imagino que Kilminster debe sentir algo muy parecido. Y lo más espectacular, ese primer In The Flesh, con todos esos fuegos artificiales y el spitfire que se estrella sobre el muro (eso no lo vi venir…voló justo por encima de mi cabeza y sólo vi el estallido final). Por último precioso, el acto final de Outside The Wall, interpretado por todos los músicos en fila, al pie del escenario, con los restos del Muro detrás.
Roger Waters está mayor, y se le ve cansado por momentos. Pero al mismo tiempo feliz de haber podido acometer este proyecto, al igual que hizo hace unos años con "Dark Side Of The Moon". No es que quiera jubilarlo pero me da la impresión (y no sé si por ahí hay alguna noticia al respecto) de que con esto se retira. Condenada la posibilidad de una reunificación de Pink Floyd tras la muerte de Rick Wright, creo que ha puesto un colofón más que digno a su “vida en la carretera” y, sobretodo, ha hecho tremendamente feliz a gente como yo, que ha visto cumplido el deseo de ver y sobretodo escuchar con la energía de un directo dos de los mejores discos de la historia.

Primera Parte:
In the Flesh?
The Thin Ice,
Another Brick in the Wall Part 1
The Happiest Days of our Lives

Another Brick in the Wall Part 2
Mother
Goodbye Blue Sky
Empty Spaces
What Shall We Do Now
Young Lust
One of My Turns
Don't Leave Me Now
Another Brick in the Wall Part 3
The Last Few Bricks
Goodbye Cruel World

Segunda Parte:

Hey You
Is There Anybody Out There?
Nobody Home
Vera
Bring the Boys Back Home
Comfortably Numb
The Show Must Go On
In The Flesh
Run Like Hell
Waiting for the Worms
Stop
The Trial
Outside the Wall

miércoles, 23 de febrero de 2011

Rememorando viejos conciertos: Eric Clapton, Madrid 23/02/2001

Palacio de Deportes

Aquella fue la primera escapada que hacía a Madrid para ver un concierto. Tenía trabajo, coche nuevo, y la suficiente autonomía como para planear una excursión como esta. Así que a las 14:00 me escapé del curro y fui a buscar a mis dos compañeros de viaje. Por delante teníamos 550Km de N-IV pero muchas ganas. Tras una breve parada para comer un bocadillo y después de casi reventar una rueda al tragarnos un madero en medio de la carretera, llegamos a las afueras de Madrid y nos encontramos un monumental atasco. Nos vimos parados en medio de la autovía a falta de un par de horas para el concierto. Viendo que aquello no se movía y teniendo en cuenta que no teníamos n.p.i. de cómo llegar al Palacio de los Deportes, la verdad es que pensé que todo se iba a ir a la mierda. Sin embargo, a los 15 minutos milagrosamente comenzó a moverse la serpiente de coches y entramos en Madrid de forma fluida. Incluso llegamos al Palacio de Deportes y aparcamos con relativa facilidad.
Ya dentro, con un par de cervezas y bien colocados entre mucho pureta, vimos al Doyle Bramhall II. Lo de II es porque el I es su padre, batería y compositor viejo amigo de los Vaughan Brothers. No recuerdo absolutamente nada de su concierto, aunque no debió estar mal (hoy día Bramhall acompaña a Clapton como segundo guitarra).
Después de una media hora y tras el oportuno cambio en el escenario, aparece Clapton guitarra acústica en mano para, él solito en una silla, interpretar Key to the Highway. El pelotazo del Unplugged del 92 ha hecho a Clapton amigo de las cuñitas acústicas y en esta ocasión la usa como apertura con todo un clasicazo. En realidad prácticamente el primer cuarto del concierto es en plan acústico, aunque ya con toda la banda. ¡Y qué banda señores!. ¿Hay alguien más que piense como yo que la sección rítmica Nathan East / Steve Gadd es insuperable?. Sumémosle un secundario de lujo como Andy Fairweather Low (Roger Waters, Pete Townshend, Bill Wyman), un teclista como David Sancious (Jon Anderson, Peter Gabriel, Sting) que cuando se cansa de sus teclitas se cuelga la guitarra y se marca un solo incendiario a lo Hendrix, y un percusionista como Paulinho Da Costa que ha tocado en los discos de todo el mundo. Meses más tarde, en el tramo americano de la gira, sale de la formación Paulinho Da Costa y entra el gran Billy Preston al hammond. ¡Mecachisenlamar!.
Sigue el repertorio con más pena que gloria entre mucho pastelazo salvo por la inmensa Bell Botton Blues, hasta que a partir de Got You On My Mind empieza a animarse y toca techo con White Room. Continúa con un ya demasiado pesado Hoochie Coochie Man pero seguido de un maravilloso Stormy Monday, hasta que los acordes de Cocaine anuncian el principio del fin con el popurrí de canciones que no pueden/deben faltar en un concierto de Clapton. Aunque si me apuras puedo prescindir de la melosa Wonderful Tonight, no hubiera perdonado que me privara de Layla y Sunshine of Your Love. La primera por supuesto en su forma original (con un David Sancious haciendo de Duane Allman en el riff principal), la coda de piano, el sólo de la segunda parte…Y después del bis otro inmenso Sunshine of Your Love, con un Andy Fairweather Low dando la réplica a Clapton en la voz. Tras el subidón, en lugar decir adiós e irse a casa lo estropean con una versión de Over The Rainbow. Que sí, que la canción es preciosa, pero que no se puede acabar un concierto así con una canción como esa. Después de tantos años, algunos no aprenden.
Y hasta aquí, ésta mi primera excursión musical a la capital. Ya que estábamos aprovechamos el fin de semana para encontrarnos con viejos amigos y explorar los bares nocturnos. Un “ambiente” muy distinto al que conocíamos de Sevilla. Y es que éramos unos catetillos.

Setlist
Key To The Highway
Reptile
Tears In Heaven
Bell Bottom Blues
Change The World
My Father's Eyes
River Of Tears
Going Down Slow
She's Gone
Got You On My Mind
Travlin’ Light
Don’t Let Me Be Lonely Tonight
White Room
Hoochie Coochie Man
Stormy Monday
Cocaine
Wonderful Tonight
Layla
---
Sunshine Of Your Love
Somewhere Over The Rainbow

lunes, 3 de enero de 2011

Camel - The Opening Farewell

Los reyes se han adelantado un poco este año y me acaba de llegar un pedido en forma de DVD con un regalo inesperado: la firma dedicada del gran Andrew Latimer. No hace mucho que escribí sobre el concierto de Camel en su gira de despedida en el 2003 y fue entonces que volví a entrar después de mucho tiempo en su página oficial (www.camelproductions.com), donde encontré a la venta una edición en DVD de un concierto de la misma gira. El precio, 15&, no me pareció excesivo y visto que el único canal de venta era la página pues me animé a comprarlo. Después de casi dos meses lo he recibido en el buzón de correos y mi sorpresa ha sido mayúscula cuando al abrirlo me he encontrado con la dedicatoria. Después, indagando un poco, me he enterado que los pedidos anticipados van autografiados por el propio Latimer y el nombre del comprador aparece impreso en el libreto interior. No sé si es que mi pedido entró en el saco por los pelos pero, aunque mi nombre no aparece en el libreto, si que pasó por las manos de Latimer. Vamos, me hace ilusión pensar que ha sido así, y no su secretaria la que ha echado el garabato.
El concierto está grabado en Santa Cruz, California, el 26 de junio de 2003, con la misma formación que vimos posteriormente en Europa salvo por Tom Brislin, que sustituye a Ton Scherpenzeel a los teclados. El repertorio también es muy similar: pon Stationary Traveller, Lunar Sea y Slow Yourself Down y quita Fox Hill y Never Let Go. Tengamos en cuenta que dicho concierto fue el primero de la gira y seguramente todavía no tendrían muy claro qué temas funcionaban mejor en directo. Además en la edición se han quedado fuera algunos temas que sí sonaron aquella noche como Homage to the God of Light. La producción del DVD es simple a más no poder: nada de opciones de audio (sólo estéreo), ni extras, ni galería de fotos…todo muy de andar por casa. Respecto a la grabación, pues bastante simple también en la realización pero la imagen al menos es bastante buena. El concierto tuvo lugar en un local mítico, The Catalyst, por donde han pasado a lo largo de los años muchos de los más grandes y que a menudo han dejado registrados sus mejores actuaciones. Más que una sala de conciertos parece un bar de carretera y la distancia entre escenario y audiencia simplemente no existe. En las primeras filas se puede ver al público tomando copas sentado en mesas y en alguna ocasión se ve a alguien acercarse a los pies de Latimer a decirle alguna tontería. Ver el DVD me ha hecho rememorar más si cabe aquel concierto de octubre de 2003 en Madrid. Y me reafirmo en todo lo que escribí entonces. Quizá no recordaba bien el peso específico que tiene Colin Bass en el show y cómo el buen rollo y entendimiento con Latimer en el escenario es más que palpable. Por lo demás, de nuevo un placer ver y oír a Latimer tocar la guitarra y dejarse llevar por tantas magníficas composiciones. He leído que vuelve a componer, ya totalmente recuperado de su enfermedad.

Contenido del DVD:
Lady Fantasy (Mirage, 1974)
Unevensong (Rain Dances, 1977)
Hymn to Her (I Can See Your House From Here, 1979)
Echoes (Breathless, 1978)
Stationary Traveller (Stationary Traveller, 1984)
Drafted (Nude, 1981)
Rhayader (The Snow Goose, 1975)
Rhayader Goes to Town (The Snow Goose, 1975)
Lunar Sea (Moonmadness, 1976)
Another Night (Moonmadness, 1976)
Ice (I Can See Your House From Here, 1979)
Spirit of the Water (Moonmadness, 1976)
Slow Yourself Down (Camel, 1973)
Mother Road (Dust and Dreams, 1991)
For Today (A Nod and a Wink, 2002)