miércoles, 23 de febrero de 2011

Rememorando viejos conciertos: Eric Clapton, Madrid 23/02/2001

Palacio de Deportes

Aquella fue la primera escapada que hacía a Madrid para ver un concierto. Tenía trabajo, coche nuevo, y la suficiente autonomía como para planear una excursión como esta. Así que a las 14:00 me escapé del curro y fui a buscar a mis dos compañeros de viaje. Por delante teníamos 550Km de N-IV pero muchas ganas. Tras una breve parada para comer un bocadillo y después de casi reventar una rueda al tragarnos un madero en medio de la carretera, llegamos a las afueras de Madrid y nos encontramos un monumental atasco. Nos vimos parados en medio de la autovía a falta de un par de horas para el concierto. Viendo que aquello no se movía y teniendo en cuenta que no teníamos n.p.i. de cómo llegar al Palacio de los Deportes, la verdad es que pensé que todo se iba a ir a la mierda. Sin embargo, a los 15 minutos milagrosamente comenzó a moverse la serpiente de coches y entramos en Madrid de forma fluida. Incluso llegamos al Palacio de Deportes y aparcamos con relativa facilidad.
Ya dentro, con un par de cervezas y bien colocados entre mucho pureta, vimos al Doyle Bramhall II. Lo de II es porque el I es su padre, batería y compositor viejo amigo de los Vaughan Brothers. No recuerdo absolutamente nada de su concierto, aunque no debió estar mal (hoy día Bramhall acompaña a Clapton como segundo guitarra).
Después de una media hora y tras el oportuno cambio en el escenario, aparece Clapton guitarra acústica en mano para, él solito en una silla, interpretar Key to the Highway. El pelotazo del Unplugged del 92 ha hecho a Clapton amigo de las cuñitas acústicas y en esta ocasión la usa como apertura con todo un clasicazo. En realidad prácticamente el primer cuarto del concierto es en plan acústico, aunque ya con toda la banda. ¡Y qué banda señores!. ¿Hay alguien más que piense como yo que la sección rítmica Nathan East / Steve Gadd es insuperable?. Sumémosle un secundario de lujo como Andy Fairweather Low (Roger Waters, Pete Townshend, Bill Wyman), un teclista como David Sancious (Jon Anderson, Peter Gabriel, Sting) que cuando se cansa de sus teclitas se cuelga la guitarra y se marca un solo incendiario a lo Hendrix, y un percusionista como Paulinho Da Costa que ha tocado en los discos de todo el mundo. Meses más tarde, en el tramo americano de la gira, sale de la formación Paulinho Da Costa y entra el gran Billy Preston al hammond. ¡Mecachisenlamar!.
Sigue el repertorio con más pena que gloria entre mucho pastelazo salvo por la inmensa Bell Botton Blues, hasta que a partir de Got You On My Mind empieza a animarse y toca techo con White Room. Continúa con un ya demasiado pesado Hoochie Coochie Man pero seguido de un maravilloso Stormy Monday, hasta que los acordes de Cocaine anuncian el principio del fin con el popurrí de canciones que no pueden/deben faltar en un concierto de Clapton. Aunque si me apuras puedo prescindir de la melosa Wonderful Tonight, no hubiera perdonado que me privara de Layla y Sunshine of Your Love. La primera por supuesto en su forma original (con un David Sancious haciendo de Duane Allman en el riff principal), la coda de piano, el sólo de la segunda parte…Y después del bis otro inmenso Sunshine of Your Love, con un Andy Fairweather Low dando la réplica a Clapton en la voz. Tras el subidón, en lugar decir adiós e irse a casa lo estropean con una versión de Over The Rainbow. Que sí, que la canción es preciosa, pero que no se puede acabar un concierto así con una canción como esa. Después de tantos años, algunos no aprenden.
Y hasta aquí, ésta mi primera excursión musical a la capital. Ya que estábamos aprovechamos el fin de semana para encontrarnos con viejos amigos y explorar los bares nocturnos. Un “ambiente” muy distinto al que conocíamos de Sevilla. Y es que éramos unos catetillos.

Setlist
Key To The Highway
Reptile
Tears In Heaven
Bell Bottom Blues
Change The World
My Father's Eyes
River Of Tears
Going Down Slow
She's Gone
Got You On My Mind
Travlin’ Light
Don’t Let Me Be Lonely Tonight
White Room
Hoochie Coochie Man
Stormy Monday
Cocaine
Wonderful Tonight
Layla
---
Sunshine Of Your Love
Somewhere Over The Rainbow

4 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Una asignatura pendiente es la de ver a Clapton, y mira que he visto bolos, pero Eric siempre se me escapa!
Steve Gadd es brutalmente bueno, hace poco le dedique un post en mi otro blog!
un abrazo

Da Muzz dijo...

He visto a Clapton una vez en directo, creo que fue en el 2004, y no disfruté nada. Aunque el repertorio fue bueno, empezó con "Let it rain", allí no había nada de alma. Vi a un hombre que estaba sobre las tablas por compromiso, que no se creía su película. Igual tuvo mal día, pero también es cierto que desde "Just one Night" no me interesa ningún disco de Clapton.
Un saludo

David González dijo...

Hola TsiNaPah. He leído tu artículo sobre Steve Gadd. La verdad es que este hombre tiene algo especial.
Da Muzz...me alegro de verte por aquí. Y me alegro de comprobar que has vuelto a reactivar el blog. Fantástico. Volveré a visitarlo con asiduidad. Sobre lo que dices de Clapton, puede que fuera mitad y mitad. Yo el "alma" que tú dices la vi aflorar, pero sólo a veces. De todas formas, con las bandas que lleva, creo que siempre vale la pena.
Saludos.

LoRbAdA dijo...

Clapton dista mucho de lo que era antes. De se excitante y prolífico ahora se ha vuelto un perezoso conformista. Por eso veo dificil verlo por aquí en el futuro. Pero nunca se sabe. A ver si recupera algo de adrenalina en su música.

Un saludo.