miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mr. Big, Sevilla 27/09/2011

Sala Custom

Eric Martin: Voz
Paul Gilbert: Guitarra, Voz
Billy Sheehan: Bajo, Voz
Pat Torpey: Batería, Voz

Dice mi amigo Carrascus que no hay nada más coñazo que un guitarrista virtuoso. Sí que lo hay: un guitarrista y un bajista virtuoso. Anoche fue un exceso de malabarismos, trucos, guiños, tópicos y posturitas. Creo que no faltó nada: ahora toco la guitarra con un trompo, ahora con los dientes, ahora toco yo tu bajo mientras tú tocas mi guitarra, ahora toco yo la armónica mientras tú a mi espalda tocas mi bajo,…Y por supuesto ahora yo doy alaridos y vosotros público me replicáis (¡cuánto daño ha hecho Freddie Mercury!). Aunque lo mejor de todo, o mejor dicho lo peor, es cuando en el bis se intercambian todos los instrumentos para tocar “Smoke On The Water”. Chicos, de verdad, no era necesario. Los chavales de mi barrio no la hubieran tocado peor. En fin un show programado al milímetro y sin la más mínima naturalidad o improvisación, empezando por el repertorio, que se repite prácticamente sin cambio en toda la gira. Por lo menos Eric Martin se ha cortado ya esa melenita maricona

Pero qué cojones…habíamos venido a esto, ¿no?. Yo me lo pasé como un enano. Conocer las canciones, corearlas hasta desgañitarte, que el puño se te escape al cielo en un golpe de batería…así es como se disfruta un concierto. Hay que decir que el repertorio es casi perfecto. La alternancia de tralla, con baladitas, con los mejores temas del último disco y prácticamente pasando por todos sus hits hizo un show muy dinámico que para nada se me hizo pesado, a pesar de que pasó con creces las dos horas. Desde el inicio con la esperada “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”, una fantástica “Take Over”, de las que mejor sonaron, la supercoreada “Colorado Bulldog”. La que me sonó muy floja fue “To Be With You”, aunque literalmente vi a alguna chica derretirse con la canción. En total 22 temas, mas las dos exhibiciones solistas de Gilbert y Sheehan.

Es mi primer concierto en la Sala Custom, antigua Sala Q. El sonido es igual de malo que siempre, no parece que hayan hecho nada por remediarlo. ¿Qué se les pasará por la cabeza a los chicos de Mr. Big tocando en una sala como esta?. No es por desmerecer la sala, ni mucho menos, pero estos tipos arrasan en el Budokan de Tokio, donde son considerados semidioses. Ayer se les veía apretaditos en el escenario de la Custom. De hecho Sheehan, en uno de sus arrebatos, llegó a pegarle un pequeño mamporro con el bajo a Eric Martín.
Subo unas fotos de lo más pencas echadas con el cutremóvil, a la espera de que mi compi me pase las buenas.

Setlist:
Daddy, Brother, Lover, Little Boy (The Electric Drill Song)
Alive And Kickin´
Green-Tinted Sixties Mind
Undertow
American Beauty
Take Cover
Just Take My Heart
Once Upon A Time
For You / Hoedown
A Little Too Loose
Road To Ruin
Temperamental
Guitar Solo
Still Ain´t Enough For Me
Price You Gotta Pay
Take A Walk
Around The World
As Far As I Can See
Bass Solo
Addicted To That Rush
---
To Be With You
Colorado Bulldog
Smoke On The Water
Shy Boy



viernes, 23 de septiembre de 2011

Mario, tres años después

Pues sí, tres añitos ya. Y para celebrarlo os va a contar su cuento favorito (with a little help from my friends, claro).

Saludos.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Dena DeRose, Sevilla 15/09/2011

48 Noches. Cultura abierta en la UNIA
Jardines del Monasterio de La Cartuja

Dena DeRose:
Piano, Voz
Gabriel Amargant: Saxo tenor
Horacio Fumero: Contrabajo
Joan Terol: Batería

No conocía de nada a Dena DeRose. Tan sólo me interesé por ella cuando la vi anunciada en el programa de este año del ciclo de Jazz de la UNIA pero me agradó mucho su voz y su música, así que sin mayores pretensiones me acerqué a verla actuar en los Jardines del Monasterio de La Cartuja. “Precioso lugar…buen tiempo…magnífico piano”…totalmente de acuerdo contigo Dena, pero yo además añado: “…gratis”. En fin, que entre quedarme en casa viendo el Hormiguero (y sólo porque mis hermanas están hoy entre el púbico) y asistir al concierto, pues elegí lo segundo y, aunque fui sólo, pasé un rato muy agradable.
El “spanish trio” de DeRose lo forman tres músicos ocasionales, algunos de los cuales acaba de conocer, como confiesa la propia Dena. Y es verdad que al principio sonaban poco cohesionados, pero rápidamente se cogieron el pulso unos a otros y...aquí no ha pasado nada. Sobre todo el magnífico Gabriel Amargant, que pareciera que lleva tocando con ella toda la vida. Si no me equivoco, estos mismos músicos la acompañan en las siguientes dos citas en el Jamboree de Barcelona.
Dena DeRose es una estupenda pianista y mejor cantante. No faltaron demostraciones de su dominio vocal y algún que otro exceso con el piano. Mucho swing, algo de blues, versiones…Me gustó mucho “Speak Low”, donde todo el grupo sonó estupendamente, y especialmente bella fue la interpretación de “Green And Blue”, adaptación con letras del “Green In Blue” de Miles Davis/Bill Evans. También me resultó muy interesante la muy personal versión que hizo del “Imagine” de Lennon. No le costó meterse al público en el bolsillo, sin necesidad de malos trucos como decir lo maravillosos que sois o "venga, vamos a tocar las palmitas". Con el obligado bis, creo que en general dejó a la gente con ganas de más, aunque no fué poco lo que nos despachó anoche.
La propia Dena me ha completado el setlist que os muestro. Gracias de nuevo, por si lees esta entrada.

Setlist:
Nice and easy
I'm glad there is you
How deep is the ocean
Speak low
Am sonnenham
Detour ahead
Blue and green
Don't be on the outside
Imagine
---
Get out of town

domingo, 11 de septiembre de 2011

For the Love of Vinyl


Este libro es una gozada. Desde el primer momento en que lo tienes entre tus manos sabes que es algo especial. Las tapas reproducen los surcos de un vinilo y sientes en las yemas de tus dedos el relieve. El tamaño de 32x24 cm te adelanta que vas a poder observar las ilustraciones de las portadas de los discos casi con el mismo esplendor que tuvieron en los LPs originales y que perdimos miserablemente con la llegada del CD. La ilustración de la portada, original del “Vinyl Futures” de Riff Raff, te pone en situación; vamos a devorar portadas de discos que han hecho historia, todo lo que aconteció alrededor de la gestación y ejecución de las mismas, y contado en primera persona por sus creadores: Storm Thorgerson y Aubrey Powell. Hipgnosis.

Abres es libro y sigue “oliendo” a vinilo por todas partes. El contenido está repartido entre una Cara A y una Cara B donde se reparten 53 portadas de discos, además de una introducción de los propios autores, un comentario contextual del diseñador gráfico Adrian Shaughnessy y un interludio de pequeños ensayos de músicos, artistas y amigos que desgranan otras 6 portadas más. El por qué están estas portadas y no otras es algo que no revela el libro. Simplemente son aquellas de las que les ha apetecido hablar a los autores e invitados y que son sólo una pequeña muestra de su catálogo, que supera las 250 obras, sólo en portadas de discos.

Me he divertido mucho con el libro. No sólo me he enterado de qué hay detrás de la génesis de todas esas portadas que tantas veces he admirado, sino que además he descubierto detalles de la ilustración que desconocía, me han contado la técnica con la que la realizaron, he encontrado el sentido y razón de ser de esa ilustración en relación al nombre del disco o el contenido. De hecho, al poco de avanzar en la lectura, decidí plantearme un juego que consistía en preguntarme el por qué esa portada antes de leer los comentarios de los autores, a ver si coincidía con ellos. A menudo este juego no era factible porque no conocía el disco en cuestión (y otras veces porque no hay por dónde cogerlo) pero a veces sí que me he acercado. Pero sobre todo me he reído con las anécdotas, como saber quiénes inflaron los globos del “Elegy” de The Nice, o como casi dejan sordo a Peter Frampton arrojándole cubos de agua para la portada de “Somethin’s Happening” o la bizarra historia alrededor de la cabina telefónica llena de agua para la portada del “Deadlines” de Strawbs. Pero hay muchísimo más y no me voy a dedicar aquí a destripar el contenido.

En definitiva un libro muy atractivo para todos aquellos que gusten del diseño gráfico en general y de las portadas de discos en particular. Y sobre todo con la garantía de estar contado directamente por los autores. Sólo una pega. Está en inglés.