martes, 23 de marzo de 2010

Mario, año y medio después

Ahí está ese duendecillo con el disfraz, totalmente artesanal, que le hizo su abnegada madre. Cosas de la guardería, ya se sabe. Espero, Mario, que cuando seas mayor no reniegues de tus padres por estas cosas.
Es increíble cómo pasa el tiempo y cómo evoluciona en todos los sentidos esta criatura que se ha convertido ya en toda una personita, con su carácter, sus gustos, sus deseos, sus capacidades. Y es maravilloso ser testigo de todo ello. Año y medio. 546 días de felicidad.

domingo, 14 de marzo de 2010

Charlie Haden - Diego Amador Group, Sevilla 11/03/2010

Jazz viene del Sur
Teatro Central

Charlie Haden: Contrabajo
Diego Amador: Piano, Cante
Israel Varela: Batería, Palmas
Diego Amador Jr.: Percusiones, Palmas
Julián Heredia: Bajo, Palmas
Óscar de los Reyes: Palmas, Baile

En realidad el grupo debía llamarse El Quinteto de Diego Amador con la colaboración especial de Charlie Haden. Y es que el programa era una colección equilibrada de temas de Haden y Amador pero siempre arreglados para un combo flamenco como éste. De hecho a menudo Amador no sólo ponía los arreglos sino también letra y voz a composiciones de Haden. En el cartel se presentaba el espectáculo como “Estreno Absoluto”.

Charlie Haden hizo su aparición en escena cuando el grupo ya había iniciado la primera composición. Se ubicó en una zona al fondo del escenario y espero a que Diego Amador le diera entrada. Dio muestras de su maestría en el desarrollo de su discurso, siempre mirando las notas en el atril, mientras Amador y el resto del grupo mantenían el pulso del tema, y hasta que estos retomaban el control con el bajo eléctrico y la batería doblando el piano de Amador. Así ocurrió en la mayoría de las interpretaciones. No me pareció que Diego Amador fuera especialmente bueno en estas labores de rítmica. No conseguía llenar y a la vez no estorbar mientras el maestro intervenía. Será que ya he visto a demasiados monstruos y Amador está muy lejos de ellos. Eso sí, cuando tomaba las riendas su energía y buen hacer eran incuestionables, bien secundados por una buena sección rítmica que incluía a su vástago en las percusiones, un batería fenomenal, un también fenomenal bajista de la escuela Benavent y un palmero baialor que también tuvo sus minutos de gloria. A todo esto, Chralie Haden (¡el maehtro Sharli Jaden!, como repitió hasta la saciedad Diego Amador) asistía impasible a los arrebatos de palmas y zapateos con cara de realmente gustarle, pero como un espectador más, sin poder aportar nada, como mucho alguna nota aislada dentro de tono.

Lo mejor, el mano a mano Haden-Amador en la pieza Free Meeting. Lo segundo mejor, lo bien que suena el Grupo de Diego Amador como grupo electrico de flamenco, ni Hadens ni nadie más.

Programa:
First song
Miel y sal
El llanto de la lluvia
La Pasionaria
Quiero olvidarte
Sandino
Soleá del Churri
Free meeting
Our spanish love song