jueves, 9 de mayo de 2019

Bob Dylan with his Band, Sevilla 03/05/2019

FIBES

Bob Dylan: Voz, Piano, Armónica
Charlie Sexton: Guitarra
Tony Garnier: Bajo
George Receli: Batería
Donnie Herron: Steel, Banjo, Violín

No soy psicólogo ni pretendo serlo. No sé decir qué puede pasar por la mente de Dylan para justificar ciertas posturas y actitudes. Tengo claro que las cosas valen lo que uno está dispuesto a pagar por ellas y si me gasto 160 pavos en ver a Dylan es porque quiero y puedo y no me siento engañado porque sé perfectamente el mínimo que voy a recibir, pero de verdad que no entiendo por qué el público no merece un hola y un adiós, cuando a la mayoría nos gustaría escucharlo. No estoy hablando de lanzar peroratas entre canción y canción ni decir eso tan falso de que “sois un público magnífico”, sino de simplemente hacerme saber que agradeces el esfuerzo que he hecho por venir a verte, cosa que sinceramente creo que es así y quizás me lo quiera estar diciendo con esos paseitos a lo chiquito hacia el centro del escenario. Pero el cabrón me deja con la duda.

Otra cosa que no entiendo es la persecución implacable hacia las fotos. Me parece de puta madre que en un recinto como el FIBES no dejes hacer fotos durante el concierto porque es una auténtica jodienda para los que estamos detrás, pero también me parece excesivo que ni siquiera dejes echar una foto al final, cuando ya está todo el pescao vendío. Que sí, que dicen que todo es por la música, para no desviar la atención de lo que verdaderamente importa pero creo que, insisto, después del esfuerzo que hemos hecho para venir a verte, merecemos un mínimo recuerdo fotográfico. Sería muy fácil que el propio Dylan colgara en la red un par de fotos de cada concierto, hecha por alguien de los suyos. Yo al menos me conformaría con eso. Y si la música fuera lo único, digo yo que también dejaría de actuar en festivales, donde ahí sí que ni se ve, ni se escucha, ni casi ná de ná.

Me encantan las estadísticas. No sé qué sería de mi vida sin el MS Excel. De un plumazo veo que en las cinco ocasiones que he visto a Dylan ha tocado un total de 58 canciones distintas, que las que más veces he escuchado han sido Blowin’ In The Wind, Highway 61 Revisited, Love Sick y Tangled Up In Blue, que del último concierto en Córdoba en el 2015 a este en Sevilla me ha repetido 8 canciones, que la media de canciones por concierto es de 16…bueno, la muestra en mi caso es muy pobre, sólo cinco conciertos, pero me gustan estas tonterías. Centrándonos en el último, siempre busco qué ha tenido de especial para mí. Podría hablar de Dignity, que se ha incorporado recientemente al setlist, de Like A Rolling Stone y el sorprendente giro en la parte del estribillo que me dejó totalmente descolocado, de Don’t Think Twice It’s Alright, muy intimista prácticamente a solas con el piano, pero sobre todo me quedo con el cierre de Gotta Serve Somebody, aquí convertida en un acelerado Rock’N’Roll. Y es que "Slow Train Coming", si la memoria no me falla, fue el primer disco que escuché de Dylan. Me lo prestó mi vecino Manuel, de la quinta de mi padre, y al que tengo que agradecerle haberme hecho descubrir tantas joyas. Todavía recuerdo el día que, pensando que no único que escuchaba eran coros rocieros, me abrió su mueble del salón y empezó a lanzarme cosas como "Harvest" de Neil Young, el concierto por Bangla Desh, discos de Rare Earth…contribuyó mucho a ser lo que soy, musicalmente hablando.

Todas las crónicas que he leído coinciden en que fue un gran concierto. Que lejos de ir en declive, la edad le está aportando la serenidad y lucidez de reconstruir sus canciones mejor de lo que ha hecho nunca. Si a eso le añadimos una voz de 78 años en envidiable estado de forma, una banda soberbia y un sonido excepcional…sí, creo que el concierto ha valido lo que hemos pagado. Y nos quedaran los recuerdos, un intangible que se revaloriza mientras no se pierda. ¿Sabrá Dylan decir basta?. Confío que sí. El Never Ending Tour tiene que terminar algún día, por lo civil o lo criminal.

Aquí la emotiva crónica de mi amigo Carrascus. Y aquí otra más.

Setlist:
Things Have Changed
It Ain't Me, Babe
Highway 61 Revisited
Simple Twist of Fate
Dignity
When I Paint My Masterpiece
Honest With Me
Tryin' to Get to Heaven
Scarlet Town
Make You Feel My Love
Pay in Blood
Like a Rolling Stone
Early Roman Kings
Don't Think Twice, It's All Right
Love Sick
Thunder on the Mountain
Soon After Midnight
Gotta Serve Somebody
---
Blowin' in the Wind
It Takes a Lot to Laugh, It Takes a Train to Cry


No hay comentarios: