domingo, 11 de septiembre de 2011

For the Love of Vinyl


Este libro es una gozada. Desde el primer momento en que lo tienes entre tus manos sabes que es algo especial. Las tapas reproducen los surcos de un vinilo y sientes en las yemas de tus dedos el relieve. El tamaño de 32x24 cm te adelanta que vas a poder observar las ilustraciones de las portadas de los discos casi con el mismo esplendor que tuvieron en los LPs originales y que perdimos miserablemente con la llegada del CD. La ilustración de la portada, original del “Vinyl Futures” de Riff Raff, te pone en situación; vamos a devorar portadas de discos que han hecho historia, todo lo que aconteció alrededor de la gestación y ejecución de las mismas, y contado en primera persona por sus creadores: Storm Thorgerson y Aubrey Powell. Hipgnosis.

Abres es libro y sigue “oliendo” a vinilo por todas partes. El contenido está repartido entre una Cara A y una Cara B donde se reparten 53 portadas de discos, además de una introducción de los propios autores, un comentario contextual del diseñador gráfico Adrian Shaughnessy y un interludio de pequeños ensayos de músicos, artistas y amigos que desgranan otras 6 portadas más. El por qué están estas portadas y no otras es algo que no revela el libro. Simplemente son aquellas de las que les ha apetecido hablar a los autores e invitados y que son sólo una pequeña muestra de su catálogo, que supera las 250 obras, sólo en portadas de discos.

Me he divertido mucho con el libro. No sólo me he enterado de qué hay detrás de la génesis de todas esas portadas que tantas veces he admirado, sino que además he descubierto detalles de la ilustración que desconocía, me han contado la técnica con la que la realizaron, he encontrado el sentido y razón de ser de esa ilustración en relación al nombre del disco o el contenido. De hecho, al poco de avanzar en la lectura, decidí plantearme un juego que consistía en preguntarme el por qué esa portada antes de leer los comentarios de los autores, a ver si coincidía con ellos. A menudo este juego no era factible porque no conocía el disco en cuestión (y otras veces porque no hay por dónde cogerlo) pero a veces sí que me he acercado. Pero sobre todo me he reído con las anécdotas, como saber quiénes inflaron los globos del “Elegy” de The Nice, o como casi dejan sordo a Peter Frampton arrojándole cubos de agua para la portada de “Somethin’s Happening” o la bizarra historia alrededor de la cabina telefónica llena de agua para la portada del “Deadlines” de Strawbs. Pero hay muchísimo más y no me voy a dedicar aquí a destripar el contenido.

En definitiva un libro muy atractivo para todos aquellos que gusten del diseño gráfico en general y de las portadas de discos en particular. Y sobre todo con la garantía de estar contado directamente por los autores. Sólo una pega. Está en inglés.

6 comentarios:

manel dijo...

Bufff, durante un largo periodo de tiempo fueron los amos. Las mejores portadas eran de ellos. Me flipan las que diseñaron para los álbumes de UFO. Saludos.

Aurelio Pérez dijo...

Hay otro libro, que no se si conoces, cuyo contenido está en la onda del que comentas y que se titula 'Vinilos Rock'. Seguro que éste sobre el que posteas es un deleite.

Saludos.

La Pecera del Caimán dijo...

No tenía ni idea de la existencia de este libro, y desde siempre me ha maravillado/extrañado el trabajo de estos tíos. Gracias por la información...

Da Muzz dijo...

Que buena pinta tiene este libro y es que durante una época el equipo de Hypgnosis eran los putos amos de las carátulas.
Un saludo

David González dijo...

Pues sí Manel. Creo que UFO, junto a 10CC y Wishbone Ash eran los mejores clientes de Hipgnosis.
Hola Aurelio, bienvenido. No cpnozco ese libro, lo ojearé en alguna librería. Gracias por la información y me paso a echarle un vistazo a tu blog.
Lo mismo te digo a ti, que metes caimanes en peceras. La foto que ilustra tu blog podrían firmarla los propios Storm y Po.
Hola Da Muzz. El libro lo compré en The Book Depository, a través de Amazon. 28€ precio final con gastos.

TSI-NA-PAH dijo...

Nos no olvidemos de Pink Floyd que eran ademas de clientes , amigos personales de la infancia de Storm Thorgerson! Tengo muchos libros de portadas , este aun no, a ver si me lo pillo, me has abierto mucha curiosidad.
Un saludo