domingo, 14 de noviembre de 2010

Charles Lloyd New Quartet, Sevilla 13/11/2010

Jazz en Noviembre
Teatro Central

Charles Lloyd: Saxo Tenor, Saxo Soprano, Percusión
Jason Moran: Piano
Reuben Rogers: Contrabajo
Eric Harland: Batería

Que cuatro de los seis temas que interpretaron antes de los bises fueran baladas, hizo que mi mujer pegara alguna cabezadita. Y es que la música que salía del saxo de Charles Lloyd invitaba a amodorrarse, sobre todo a esas horas, comodamente sentados en una butaca y a salvo del frío de fuera. Cualquiera que conozca la discografía de este septuagenario y teniendo en cuenta que presentaba su último disco Mirror (2010), no se extrañará de lo que escuchó anoche en el Central.
El concierto no me pareció nada espectacular ni va a formar parte de los momentos memorables que he vivido en este recinto, pero tampoco tenía mayores pretensiones y simplemente disfruté sosegadamente de la interpretación de una leyenda como Charles Lloyd. La sensibilidad con la que soplaba su instrumento era palpable y la buena acústica del teatro casi te permitía sentir la apertura y cierre de las válvulas. Los acompañantes, todos más de 35 años más jóvenes que Lloyd, formaban un grupo compacto en el que se daban la mano unos a otros pasándose el protagonismo, cuando el maestro los dejaba hacer sólos, y que acompañaban perfectamente al líder en sus labores.
Este año el cartel ha bajado un poco su nivel con respecto a otros años (la crisis, claro), pero es de agradecer que al menos siga fiel a su cita anual y con los precios populares de siempre. Por cierto, lleno absoluto anoche.

2 comentarios:

Angelus dijo...

No comparto esa visión del concierto, o quizás, mejor: la sutileza y la balada jazzística sean puntos que separen nuestra respectiva visión musical. Saludos.

David González dijo...

Hola Angelus. Me alegro que disfrutaras tanto del concierto. He leído tu crónica y está claro que así fue. No siempre nos llega la música como debiera, sobre todo en directo. Depende de muchos factores y quizás anoche yo no estaba lo suficientemente entregado.
Gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario. Espero volver a verte.