viernes, 2 de enero de 2009

En memoria de Soraya

Una maldita meningitis se ha llevado hoy a Soraya. Tenía sólo 34 años. La vida es muy injusta. No debería haber muerto una buena persona como Soraya cuando hay por ahí tanto indeseable suelto. No hay consuelo para nadie. Y menos para ti, Miguel. Recuerdo perfectamente como la conociste, porque yo estaba allí contigo. Debió ser por el año 94 o 95. Maribel nos había prometido unas invitaciones para ver a Manu Chao. Pero en el último minuto apareció Soraya y se fué con ella. La pusimos a parir, ¿te acuerdas?. ¿Quién iba a decir entonces que poco tiempo después se convertiría en la mujer de tu vida?. La vida es injusta a veces, sí. E irónica como ella sola. Esta mañana, cuando entraba en el hospital veía salir bebés recién nacidos, mientras a Soraya la llevaban al mortuorio. El mismo papelito amarillo que certificaba el nacimiento de mi hijo hace tres meses, es el mismo papelito amarillo que te han dado a ti, Miguel, para certificar el fallecimiento de Soraya. Estamos todos muy tristes pero sabes que estaremos cerca tuya para lo que necesites. Un abrazo muy fuerte.

1 comentario:

Arroyero dijo...

Vaya forma de empezar el año. Lo siento si también era amiga tuya. Un abrazo.