miércoles, 23 de septiembre de 2009

Mario, un año después

Hoy cumple un año el pequeño. Para nosotros, los padres, ha sido un año de mucho trabajo, mucha responsabilidad y muchas preocupaciones. Pero al mismo tiempo ha sido el año más intenso y más especial de nuestras vidas, así que no lo cambiaríamos por nada. Los años pasan volando y sin Mario, hubiera sido sólo un año más. Bueno, seguro que nos hubiéramos pegado un viajecito de esos que tanto nos gusta, pero podrá esperar.

2 comentarios:

Arroyero dijo...

Es igualico que su madre! Enhorabuena, amigo mio...

David González dijo...

Afortunadamente ha salido a la madre. Aunque algunos dicen que también tiene cosas mías (el mal humor, las orejas grandes...). Un abrazo Arroyero.